RESERVAS / BOOKINGS / RESERVIERUNGEN / RESERVES (+34) 971 86 62 13

POLLENSA, UN PUEBLO DE ENCANTO

POLLENSA, UN PUEBLO DE ENCANTO
Noviembre 4, 2016 rex4media

POLLENSA, UN PUEBLO DE ENCANTO

Una perla escondida en Mallorca

Pollensa, poco escondida en el noroeste de la isla de Mallorca, es el pueblo principal del municipio de Pollensa del que también forman parte: Puerto de Pollensa, Cala San Vicente y Formentor. Ubicado en las estribaciones de la Sierra de Tramuntana cerca del mar, Pollensa es un lugar paradisiaco donde vivir o pasar unas inmejorables vacaciones. Pero el pueblo, con más de 10.000 habitantes no solamente destaca por su impresionante naturaleza, también lo hace por la cultura y costumbres que los pollensines siguen manteniendo vivas.

Casas antiguas en un pueblo con encanto

Un paseo por el pueblo a veces parece ser un viaje por el tiempo, ya que la mayoría de las antiguas casas de pueblo son de los siglos XIV y XVIII formando callejones estrechos. Las casas están muy bien restauradas y cuidadas y en una de ellas, es decir, en un conjunto de ellas, se encuentra el Hotel Son Sant Jordi, uno de los hoteles principales de Pollensa que resalta por su encanto e intimidad. Al estar justo en el centro del pueblo, todos los puntos de interés están muy cerca. Además de poder sentir la atmósfera tan especial que transmite este pueblo.

 

Monumentos que cuentan historias

Algunos de estos monumentos son: el Pont Romà, cuyo origen sigue siendo un misterio. El Santuario del Puig de Maria que se encuentra en la cima de la montaña a los pies del pueblo. Fue construido durante el siglo XIII para salvar a la Virgen de la peste negra, y hoy en día es uno de los lugares preferidos de los pollensines que vienen aquí para descansar, disfrutar de las magníficas vistas y/o comer un buen pa amb oli que hacen en el bar del refugio. Otro de los monumentos más simbólicos de Pollensa, es la impresionante iglesia de la Mare de Déu dels Àngels en la plaza mayor del pueblo, construida en el año 1236 y entregada pocos años después a los Templarios que ayudaron a que el pueblo comenzara a florecer. Pero sin duda el monumento más emblemático es el Calvario con sus 365 escalones y lugar donde se recrea el descendimiento de Jesús Cristo.

 

Donde se reúnen museos, festivales, música y cultura

Otro monumento es el Convento de Santo Domingo que fue construido por los dominicos entre el siglo XVI y XVII sirviendo como edificio para diferentes instituciones donde hoy en día se acoge el museo de Pollensa y ofrece su espacio a actos culturales como es el Festival de Música de Pollensa. El Festival existe desde 1962 y atrae año tras año a los mejores artistas del mundo clásico, al igual que a miles de amantes de la música. Muy cerca del Convento se encuentra uno de los mejores restaurantes de Pollensa, el Spira, especializado en platos grill y pescado. Es el lugar perfecto para venir a cenar antes de disfrutar de uno de los fantásticos actos culturales en el Claustro de Santo Domingo o después de una visita al museo, ya que la cocina del Spira ofrece propuestas modernas inspiradas en platos tradicionales.

 

Fiestas que no dejan a nadie indiferente

Pollensa es un lugar donde se siguen manteniendo las tradiciones y la cultura mallorquina, por lo que tampoco sorprende que las fiestas tradicionales tengan tanto éxito en la población.

Una de las más famosas se celebra el 17 de enero, el día de Sant Antoni en la que los pollensines suben a la finca de Ternelles a buscar el pino (por los pollensines llamado “u pi” que después levantan en la Plaça Vella del pueblo. Al mediodía suben a Ternelles, donde meriendan antes de bajar el pino acompañados por les xeremiers y bailes tradicionales.  

Pero la fiesta más peculiar de Pollensa es La Patrona o la también conocida como el Día de los Moros y Cristianos, dedicada a la patrona del pueblo la Mare de Déu dels Àngels. Se lleva acabo día 2 de agosto en la que todo el pueblo participa en la recreación de la batalla que sucedió en 1550 que ganaron los pollensines gracias a la ayuda de Joan Mas. Cada año los pollensines viven esta fiesta con mucho orgullo e ilusión.

 

Manteniendo viva la tradición mallorquina

Aparte de estas fiestas, también destacan la fiesta de San Sebastián, celebrada el 20 de enero con una procesión de Els Cavallets y l’Estandard, y el Corpus Cristi con los bailes tradicionales de Les Àguiles y Joan Pelós. Pollensa también es conocida por sus ferias anuales que tienen lugar: en noviembre la Feria de Pollensa y en marzo la Feria del Vino, al igual que por su mercado semanal que atrae a gente de toda la isla. La cultura mallorquina también se puede ver reflejada en muchos de los restaurantes del pueblo, por ejemplo, en La Sastrería, un restaurante de tapas con una decoración al puro estilo mallorquín, por eso el gran uso de las telas de lenguas que se producen justo a las afueras del pueblo, en uno de los pocos talleres que aún existen en Mallorca.

pollensa-que-ver-gallo

Un lugar único en el mundo

No sorprende que Pollensa haya sido siempre un lugar atractivo para tantos artistas, escritores y gente en general que se han terminado enamorando de este lugar tan especial y acabado decidiendo quedarse aquí para siempre. Pollensa es uno de los lugares más bonitos de la isla gracias a su ubicación y naturaleza que la rodea. Además de ser un rincón donde la tradición y cultura sigue conservándose.

Todo esto forma parte de la magia de Pollensa que la convierte en un lugar incomparable en el mundo.